Oficinas

En una oficina, la luz constituye un factor importante en la creación de un buen entorno de trabajo. Se necesita luz, que no solamente sirve para ver, sino que influye en cómo nos sentimos.

 

 

La iluminación del espacio de trabajo debe crear un contraste suficiente y los niveles de iluminación tienen que ajustarse en función de las tareas que se llevan a cabo en ese lugar de trabajo. Con la ayuda de sensores, se pueden adaptar los niveles de luz según la presencia y tener en cuenta la cantidad de luz natural de cada zona, de modo que se consigue una instalación muy eficiente energéticamente.

Aumenta la necesidad de soluciones eficientes energéticamente y la legislación cada vez es más estricta. Así que, ¿por qué no empieza a reducir el consumo de energía y su impacto medioambiental?

Entendemos sus necesidades y podemos ayudarle a conseguir la solución adecuada en iluminación sostenible. Póngase en contacto con nuestros expertos en iluminación.

 

Consulte la siguiente selección de soluciones recomendadas: